Actualmente tengo un poco abandonada la web por falta de tiempo para crear nuevos tutoriales. Como me sabe mal no contaros lo que pasa pues este post es para explicar a que estoy dedicando mi tiempo libre.
En estos momentos me encuentro restaurando un Vespino LS del año 1971, me lo ha dado un tío mío y tengo mucho empeño en ponerlo de nuevo en funcionamiento. Como todos sabéis yo soy informático y no mecánico, pero bueno yo hago de todo (lo que esta dentro de mi alcance) tanto si hay que poner una instalación eléctrica, una cisterna o como si hay que arreglar una moto.

Vespino L

 

Como podéis observar es un Vespino de los que ya se ven muy pocos circulando, si habéis visto alguno últimamente seguramente será el del anuncio de Casa Tarradellas que es igual a este. Una de las cosas principales que tenia que hacer cuando lo recogí era darle una revisión a fondo del motor ya que tantos años parado si no tenia problemas casi seguro los iba a presentar, pero antes quería arrancarla.

Lo primero fue desmontarle cilindro, sustituir bujía, limpiar deposito, carburador… esperando que me tocara una tarde practicando “ciclismo” encima de la moto, me llevé una sorpresa arrancando esta al tercer intento. La moto podría llevar unos 10 o 12 años parada.

Vespino L

 

Con eso ya sabía que muy mal no podía estar, aprovechando que podía tirar de su propio peso la lleve a darle una limpieza para quitar costras de suciedad de años anteriores. En los días siguientes comencé a desmontarla, limpiar piezas con gasolina y muchas ganas ya que ni la gasolina quitaba la suciedad agarrada.

El motor comencé a desmontarlo quitando le primero la culata y cilindro para ver en que estado se encontraba estos, como es lógico ya este cilindro y pistón no eran los originales que traía el Vespino. Mi tío me estuvo contando que hace ya bastantes años le cambiaron el cilindro y pistón para que subiese bien las cuestas, por suerte el estado de estas piezas era muy bueno, incluso los segmentos los tenia excelentes por lo que no se los he cambiado. Las juntas tanto la de aluminio como la de papel se las he puesto nuevas.

Pistón Vespino

 

El siguiente paso ha sido quitar embrague y variador que ambos se encuentran en bastante buen estado, una cosa que me llamo bastante la atención es que el embrague estaba sin chaveta. Luego me tocó desmontar la tapa de los “1000 tornillos” para ver el estado de la cadena y demás cosas, por suerte tanto la cadena como piñon bici estaban sin ningún problema.

Cadena Vespino L

 

Llegados este punto ya puedes tienes mas cerca la opción de separar los dos cárteres, con esto podremos cambiar los rodamientos en caso de que estén dañados, los míos estaban prácticamente nuevos por lo que se han quedado tal y cómo estaban.

Si nunca lo has quitado puede darte algo de miedo desmontar esta parte pero te digo que parece mas aparatoso de lo que es realmente, merece la pena desmontarlo y ver el estado de los rodamientos.

Cigueñal Vespino L

 

Ir a la segunda y última parte de la restauración